Agua y hielo purificados

Agua y hielo purificados

El agua purificada embotellada ha ganado un segmento muy importante de mercado, debido principalmente al cambio en los hábitos de consumo promovido por los consorcios embotelladores, pero también por la idea del consumidor a que ésta tiene mejor sabor y que posibilita al organismo a perder peso, además por la practicidad que proporciona al poder llevarla de un lado a otro y la incertidumbre de la calidad del agua de red pública que se consume, situando a México en los primeros lugares de consumo per cápita de agua embotellada.

Objetivo:

Proteger a la población del riesgo bacteriológico potencialmente presente en agua y hielo purificados.

¿Qué estamos haciendo?

  1. Identificamos las plantas productoras, las maquinas automáticas productoras y expendios de agua o hielo purificados del estado.
  2. Vigilamos permanentemente el cumplimiento de la NOM-201-SSA1-2002, mediante muestreo aleatorio de agua y hielo purificado para su análisis microbiológico.
  3. Iniciaremos con la capacitación a la industria, al comercio y a productores de agua y hielo purificado en temas relacionados con la prevención de los riesgos bacteriológicos asociados al consumo de agua y hielo purificados. Algunos de los temas son los siguientes:
    • Buenas prácticas de higiene
    • Buenas prácticas de manufactura
    • Control de calidad en materia prima y productos
    • Almacenamiento y conservación
    • Control de plagas
    • Marco Normativo
    • Registros y trazabilidad
    • Uso y mantenimiento de utensilios y equipo
    • HACCP
  4. Promovemos la mejora continua de las plantas productoras y maquinas expendedoras de agua y hielo purificados  en lo referente a equipo, instalaciones, infraestructura, etc, para que le permitan ofrecer productos inocuos que no causen un daño a la salud del consumidor.

Beneficios

Población protegida contra riesgos bacteriológicos asociados a la producción y consumo de agua y hielo purificados en el Estado de Nuevo León.

Para más información consulta la normativa sanitaria: